jueves, 16 de febrero de 2006

Los desmanes de los Gil (y Cerezo) al frente del Atleti (II)

Me levanto esta mañana con la noticia de que Miguel Angel Gil se reunió, en la noche de ayer, con un grupo de socios (¿quienes eran?, ¿con qué criterio fueron elegidos?) para explicarles el proyecto de venta del estadio Calderón y la construcción de uno nuevo en Campamento. Y dicen que "esta es la solución para paliar la deuda, que tendremos un equipo para luchar por la Champions, que volveremos ser un club grande...". Y, francamente, NO ME LO CREO. No me lo creo porque no confío en ellos, porque me parecen unos delincuentes, porque, si hemos dejado de ser un club grande, ha sido por ellos, porque creo que con ellos no volveremos a ser un club grande, porque nos han querido hacer creer que somos unos perdedores, que somos unos mediocres, que somos el club "de lo mejor de cada casa" (Sólo hay que recordar ciertas campañas publicitarias o aquella frase de: "En el Atlético de Madrid, quien no tiene un toxicómano en casa, tiene una prostituta")...Pues no, señores Gil y Cerezo, no. Ni tengo un toxicómano ni una prostituta en casa, ni soy un perdedor ni un mediocre ni creo en ustedes.

Ojalá se vendiese el Calderón, se construyese un nuevo estadio con mejores accesos y más funcional, se cancelase la deuda, se fichasen jugadores de nivel mundial (como se ha hecho históricamente) y fuésemos, de nuevo, el tercer club de España, peleando por los títulos. Pero, honradamente, para irnos a Campamento, que ustedes se lleven ni se sabe cuánto dinero y estar dentro de cuatro años igual (¿Venderemos entonces el siguiente estadio?), me quedo en el Calderón, que es mi casa (y no la suya).

2 comentarios:

Victor Hegelman dijo...

Qué te voy a contar Tristán. Hace pocos días en mi blog terminaba un artículo con el siguiente texto:

"Y ahora me olvido de metáforas porque las cosas son claras como el día. No pagaron a Hacienda durante cinco años y deben (no ellos, sino el Atleti) más pasta que un mal tahúr. ¿Qué coño nos tiene que hacer pensar que después de la venta del estadio Vicente Calderón en cinco años el club no va a estar igual o peor? ¿Qué haremos entonces? ¿Vender el nuevo?
Jodido anda el Atleti así. Pero bien jodido."

Coincidimos plenamente.

Fer dijo...

He colgado un extenso post sobre el Atleti en mi blog, que me gustaría que los atléticos comentáseis, para así ayudarnos a entender mejor vuestro peculiar club.

Mis principales dudas se centran en Torres y los Gil, aunque parece que el caso Gil ya me lo dejais bastante claro tristan y hegelman aquí.