martes, 28 de febrero de 2006

La dictadura de los resultados acaba con Florentino

La dimisión ayer por la noche de Florentino Pérez no es sino una muestra más del error que fue transformar los clubes en sociedades anónimas, aunque el Real Madrid no lo sea. Por mucho que se empeñen algunos, no se puede gestionar un club de fútbol como se gestiona una empresa. Como decía hace no mucho Florentino: "Me dan más problemas los 24 jugadores del Real Madrid que los 115.000 empleados de ACS". Y es que la pelotita no entiende de números ni de balances ni de ser "el mejor club del mundo" ni "el club más rico del mundo". Florentino se va empujado por los resultados, porque el Real Madrid va camino de su tercer año consecutivo sin títulos, algo que no se recordaba desde hace 50 años. Y eso, para el aficionado madridista, es muy duro.
En la hora del adiós, cabe destacar su empeño por recuperar los valores del "viejo" Madrid, por conseguir que "los mejores jugadores del mundo" jugasen en el Real Madrid. Y a fé que lo consiguió. En su momento, los Figo, Zidane, Raúl, Ronaldo...eran los mejores jugadores del mundo. Pero, quizás no tuvo los reflejos suficientes para darse cuenta de que, hace ya algunos años, los mejores ya no jugaban en su equipo sino en los rivales. Y especialmente duro debe ser el hecho de que muchos de ellos (Eto'o, Ronaldinho, Deco...) jueguen en el eterno rival, sobre todo cuando han podido ser madridistas. Pero esto es la ley del fútbol, esto es cuestión de ciclos: cuando el Madrid está arriba es porque el Barça está abajo. Y viceversa. Y ahora, desgraciadamente para Florentino y el Madrid, el ciclo es blaugrana.
Tal vez hubiese sido menos drástico anunciar su dimisión y su permanencia en el cargo hasta que unas elecciones inmediatamente convocadas eligiesen nuevo presidente. Nunca lo sabremos. Se ha ido cuando entendía que debía hacerlo. Al menos, ha sabido irse con dignidad, algo que no está al alcance de muchos.

2 comentarios:

Fer dijo...

Tenía que haber aguantado, y haber convocado unas elecciones para Junio, con tiempo para que el nuevo presidente planificase el futuro, y marchándose como lo que es, un señor.

Ha dado carnaza a sus críticos, dando su único síntoma de debilidad en 6 años.

Un saludo.

Michel dijo...

Debería de haber aguantado hasta Junio, de todas maneras pensandolo un poco para que va estar aguantando la agonía.