miércoles, 19 de diciembre de 2007

La revolución che


Revueltas bajan las aguas por Valencia, muy revueltas. Después de que se cesase al secretario técnico (Amedeo Carboni) este verano, al entrenador (Quique Flores) hace unas semanas y cuando las voces ya comenzaban a volverse hacia el palco y su inquilino, comienzan a "caer" jugadores: Koeman comunicó ayer a David Albelda y a Santi Cañizares que no contaba con ellos hasta final de temporada, si bien en la rueda de prensa fue algo más esquivo y sólo habló de que no estaban convocados para los dos partidos a disputar por el Valencia antes del parón navideño. Y dicen que el próximo puede ser Miguel Ángel Angulo.

Es evidente que una decisión de este tipo (no olvidemos que son dos de los capitanes del equipo) no ha sido tomada de forma unilateral por el entrenador. O bien ha sido una decisión del presidente o bien ha sido una propuesta del entrenador avalada por el presidente. Y uno, que es muy ingenuo, piensa que la decisión no ha sido tomada (o no sólo) por motivos deportivos.

Si nos ceñimos al plano deportivo, Cañizares había sido "el elegido" por Koeman en su disputa con el alemán Hildebrand y, de hecho, el alemán había quedado fuera de la convocatoria en varios partidos. Y en lo que se refiere a Albelda, dentro de una temporada nefasta del Valencia, no estaba siendo de los peores.

Por lo tanto, los motivos hemos de buscarlos en causas disciplinarias o de deseos de renovación de una plantilla que cierto es que daba algunos signos de agotamiento en puestos claves. No conozco la realidad del vestuario del Valencia pero me resulta francamente sorprendente que, durante el pasado Mundial de Alemania, Cañizares fuese (junto con Raúl y Michel Salgado) uno de los "acusados" de crear mal ambiente por no ser titular y que ahora ocurra ésto, máxime cuando siempre se ha hablado de que el portero tenía mucho poder en el vestuario del Valencia y que los entrenadores no se atrevían a dejarlo en el banquillo. Y de esto podría hablar mucho Andrés Palop.

Y si lo que se desea es renovar el equipo, pues puede que haya mejores formas de hacerlo, formas menos drásticas. Porque puede que fuese necesario hacer esta revolución; de hecho, estoy casi seguro. Pero, ¿es éste el momento y la forma? ¿Cómo deben sentirse el resto de jugadores del Valencia? ¿Es el ambiente el más adecuado para afrontar lo que queda de temporada? Aunque también es cierto que puede que la temporada se de ya por perdida y que de lo que se trate sea de poner cuanto antes los cimientos de la siguiente.

En definitiva, una situación muy complicada y otra muestra más de ese "espíritu fallero" que tan bien conocen en Valencia y que tan bien definiera en su día Elías Israel. Y es que, a veces, "lo mejor es enemigo de lo bueno".

Y, ya para acabar, tres preguntas o reflexiones:

1. Luis debería empezar a buscar desde ya un sustituto para David Albelda cara a la Eurocopa: Xavi Alonso, Marcos Senna, Raúl García ...
2. ¿Sería Albelda un buen fichaje para el Atleti cara al próximo curso?
3. Uniendo las dos anteriores y dado que tiene cerradas las puertas del mercado español para esta temporada, me da que David Albelda, que querrá jugar la Eurocopa, va a acabar en el extranjero más pronto que tarde.

3 comentarios:

La quinta del Buitre dijo...

El Barcelona de Cruyff nació de una limpia de corrales; el R. Madrid volvió a ganar el año pasado echando a Ronaldo y unos cuantos más... O sea, Koeman hace bien en cargarse a las vacas por muy sagradas que sean.

¿Albelda al Atlético? He visto muy, muy flojo al capitán che en lo que va de curso.


Un abrazo.

Juan Carlos dijo...

He colgado en mi blog una entrevista telefónica con Martí Perarnau en la que habla del Barça-MAdrid del domingo. Podéis escucharla en el blog o descargar el mp3.
Saludos

Chark dijo...

Angulo ya esta confirmado. Y en marca dicen que Villa se replantea su situación. El Koeman este es un cáncer para el Valencia. Quique Sánchez Flores lo estaba haciendo bastante mejor que Tintín desde mi punto de vista...

Un abrazo a todos.

Mi nuevo blog: Maneras de vivir