miércoles, 24 de octubre de 2007

Reyes y Luis García, maneras de vivir

Dentro de que, en este mundo del fútbol, ya no me sorprende casi nada, sí que me resulta curioso ver la diferente actitud de ciertos jugadores ante la misma situación. Y en el Atlético de esta temporada tenemos un ejemplo que habla muy a las claras: Luis García y Reyes.

Los dos fueron fichados a principio de esta temporada y los dos partieron, en las primeras jornadas de Liga, como alternativas a unas bandas que ocupaban, de entrada, Maxi y Simao. Pero mientras que uno (Luis García) continuó trabajando en silencio, sin declaraciones altisonantes, aprovechando sus oprtunidades con goles y asistencias, el otro (Reyes) levantó la voz casi desde el primer día con el agravante de no haber ofrecido, desde mi punto de vista, ni la mitad de rendimiento que el catalán.

Y que conste que el cabreo de Reyes cuando fue sustituido por Maxi en el Camp Nou no me parece excesivamente relevante ni digno de tener en cuenta: en medio de un partido, con las pulsaciones disparadas, no se debe entrar a valorar cierto tipo de reacciones que, aunque no deseables, son comprensibles en cierto modo.

Lo que sí que resulta más preocupante es que, tras disputarse el segundo o tercer partido de Liga, se salga en rueda de prensa tras un entrenamiento a decir que "esperaba jugar más". La solución es bien sencilla: demostrar en el campo que se debe jugar más. El resto sólo es palabrería.

1 comentario:

fernando dijo...

Siempre estuve en contra del fichaje de REyes. El dinero gastado en su traspaso se debería haber usado para comprar un central.

un abrzo.