sábado, 11 de agosto de 2007

Mis personajes (2): Nicolau Casaus

Falleció el pasado miércoles Nicolau Casaus. “Eterno” vicepresidente del Barcelona y convencido promotor de la actividad de las peñas, nos deja el directivo más cabal que uno recuerda en este desmadrado mundo del fútbol.

Un hombre muy querido allá donde fuese, un hombre tremendamente respetado y un hombre que, fueses del equipo que fueses (o casi), hacía que te cayese bien el Barça y que quisieras que ganase, aunque sólo fuera por evitarle un disgusto.

Convencido de que en las peñas está la semilla de la continuidad y de la expansión de los clubes de fútbol, recorrió España (y el extranjero) tratando de alimentar ese fenómeno y tratando de unir a los barcelonistas de toda España y de todo el mundo, fuesen del país o la comunidad autónoma que fuesen, en aras del bien de su Club.

Siempre unido a su eterno habano, nunca comprendí del todo su presencia en este mundillo. Muchas veces, en las polémicas y escándalos que salpicaban al fútbol español y a su querido Barça, yo me preguntaba “¿Y qué pensará de esto una persona tan coherente como Casaus?”. La verdad es que todavía no comprendo cómo no salió corriendo de este mundo de locos.

En un mundo tan habituado, desgraciadamente, a personajes, como Gil, Mendoza, Sanz, Gaspart, Calderón, Roig, Lopera, Piterman y compañía, Casaus ponía una nota de cordura y serenidad. Lamentablemente, dejo el fútbol hace unos años y esta vida hace unas horas.

Mucho mejor le iría a este, en cualquier caso, maravilloso mundo del fútbol con directivos como Nicolau Casaus.

Descanse en paz.

1 comentario:

fernando dijo...

un caso único entre los directivos españoles actuales. SE parecía más a los antiguos dirigentes. Un ejemplo a seguir.