martes, 27 de noviembre de 2007

No son razones suficientes

La selección inglesa quedó la semana pasada fuera de la Eurocopa de este próximo verano a disputar en Austria y Suiza. Tras una mala fase de clasificación, lo tenía complicado pero la derrota de Rusia en Israel le facilitaba mucho las cosas, hasta el punto de necesitar únicamente un empate en Wembley ante Croacia. Pero, ni por esas: derrota por 2 a 3 y fuera de otra fase final, un desastre comparable a su ausencia del Mundial del 94.

Desde diversos sectores, se apunta a la globalización de fútbol y a la masiva llegada de extranjeros (cada vez más jóvenes, por cierto) como la causa de los males de la selección inglesa. Es un hecho constatado que esta temporada, por primera vez, hay más extranjeros que ingleses en la Premier. Y también es un hecho que Chelsea, Liverpool o Arsenal pueden formar un once inicial bastante habitual con apenas uno o dos jugadores ingleses (o, incluso, con ninguno).

También es un hecho que, desde la retirada de Ray Clemence y Peter Shilton, Inglaterra no tiene un portero de garantías: no lo fue David Seaman ni, mucho menos, David James. Parecía que lo podía ser Paul Robinson pero se ha ido diluyendo como un azucarillo.

Y también es cierto que, por razones que se me escapan y salvo algunas excepciones (como Glen Hoddle y Chris Waddle en Francia y, a otro nivel, varios en equipos del norte de España, tal vez por compartir cultura futbolística), raro es el caso de jugador británico que ha conseguido triunfar de verdad fuera de las islas.

Pero todas estas razones se me antojan insuficientes para que una selección con Rooney, Owen, Crouch, Lampard, Gerrard, Hargreaves, Carragher, Ashley Cole, Joe Cole, Terry, Carrick… se quede fuera de una Eurocopa. Máxime cuando la gran mayoría de estos futbolistas tienen un papel relevante en sus equipos.

Algo más tiene que haber…

1 comentario:

fernando dijo...

pero la defensa y la portería no dan el nivel. Además, Inglaterra ya ha errado varias veces en estas fases de clasificación. Deberán reflexionar que están haciendo mal.

un abrazo.