sábado, 24 de noviembre de 2007

Sobre los tozudos números, las sensaciones y Fernando Torres

Es una cosa indudable que el Atlético tiene mucha mejor pinta éste año que en los precedentes: de hecho, a un servidor le vuelve a hacer ilusión este año ir al Calderón porque, fallos defensivos aparte (esos que me desesperan y harían desesperar al santo Job), esta temporada se ven rachas de buen juego, se ve ambición, se ven numerosos detalles en ataque… En años precedentes, nuestras esperanzas de que “ocurriese algo diferente” pasaban, única y exclusivamente, por Fernando Torres.

Un Fernando Torres cuya marcha a Liverpool ha vuelto a demostrar la fragilidad de la memoria del ser humano. Un futbolista que ha sido la única ilusión de la afición de este equipo desde el descenso a Segunda, que ha sido el único motivo para sentirnos orgullosos del Atleti en los últimos años, que ha hecho y sigue haciendo patria atlética allá por donde va … pues bien, en los siete u ocho partidos que se llevan disputados este año en el Calderón, no he visto un solo cántico en su favor y apenas un par de pancartas: ¿Otra muestra de sumisión y borregismo a nuestros (ir)responsables por parte de la afición que lleva la “voz cantante”? ¿O acaso la mayoría de la afición piensa que su marcha fue una traición y no se lo perdonan? ¿O, simplemente, somos así de imbéciles?

Pero, volviendo a las sensaciones que despierta este año el equipo, a uno, que es muy ingenuo, se le ha ocurrido ir a mirar la clasificación del equipo el año pasado después de 12 jornadas y uno se lleva la sorpresa de que los números son tozudos y que el Atlético lleva los mismos puntos (21) y distribuidos de la misma forma: 6 victorias, 3 empates y 3 derrotas.

Siempre habrá aficionados que defiendan aquello de que jugar “bonito” sirve de poco, que los números son los que son y que puede que el Atleti juegue mejor pero que, a efectos prácticos, el resultado es el mismo. Y puede que tengan razón.

Pero, aún con los mismos resultados, a uno le divierte más ir al Calderón este año que el pasado, cree que, si se resuelven los problemas en defensa, llegaremos más lejos que el año pasado pero, sobre todo, piensa que es mucho más fácil ganar jugando bien que jugando mal.

Y se que habrá gente que pregunte aquello de “¿Qué es jugar bien y qué es jugar mal?” pero eso ya será para otro día.

1 comentario:

DaniSpaghetti dijo...

Seguimos con los mismos números que la temporada pasada tras la milagrosa victoria de hace unas horas???

Un abrazo atletico desde Italia!