miércoles, 9 de agosto de 2006

La joya de la cantera blanca

Anda revuelto el patio futbolístico estos días en Madrid a causa del traspaso (caso de que éste llegue a producirse) de Jurado al Atlético de Madrid. Los dirigentes atléticos acuerdan este traspaso con Mijatovic, director deportivo blanco al cual suponíamos con plenos poderes. Y no es que suponga yo las cosas gratuitamente, que no me gusta, es que Ramón Calderón se hartó de decir en la campaña electoral que no se inmiscuiría en la parcela deportiva y que daría total autoridad en esta materia a su director deportivo.

Pues bien. Resulta que, una vez cerrado el acuerdo, Ramón Calderón, de vacaciones en California, se entera, "monta en cólera" y trata de paralizarlo argumentando que a "la joya de la cantera blanca no se la puede vender por tres millones de euros y menos al eterno rival. O se le cede o se le vende por 10 millones". ¿En que situación deja a su director deportivo, al que había dado plenos poderes? ¿Cómo se le puede desautorizar de esa forma a las primeras de cambio?

Personalmente, no me parece una mala operación para el Atlético la de comprar al jugador por 3 millones de euros con claúsulas de recompra de 6 y 9 millones al final del primer y segundo año, respectivamente. Argumentan por ahí que "si sale mal nos lo quedamos y si sale bien se lo llevan". Pues la cosa no es exactamente así. Si sale mal, es un riesgo, como casi todo en la vida. Quien no se arriesga, no gana. Si sale bien el jugador, nos lo recomprarán por el doble o el triple de lo que hemos pagado y habremos disfrutado de él durante uno o dos años, en los cuales se supone que habrá ayudado a la consecución de nuestros objetivos. Pero voy mas allá: teniendo en cuenta que el Madrid tiene tendencia a buscar a los mejores jugadores del mundo para esa posición, puede incluso el chaval hacerlo bien y el Madrid no lo quiera recomprar. Salvo que lo recompre para sentarlo en el banquillo y que no siga triunfando de rojiblanco, para escarnio del madridismo. Pero esto ya es suponer demasiado.

Pues bien, cuando parecía que todo volvía a su cauce y que Jurado sería presentado hoy o mañana, nos encontramos con que directiva atlética pospone la presentación y accede a reunirse con Ramón Calderón el próximo lunes para hablar del asunto. Por cortesía, dicen, porque el jugador es atlético. Pues si es atlético, ¿para qué hace falta reunirse? ¿Para qué se pospone la presentación? ¿Porqué este impasse que no hace sino perjudicar a todas las partes?

¿Acaso se han bajado los pantalones nuestros dirigentes? ¿Acaso le tenemos mucho miedo al Madrid? ¿Acaso no han sabido, una vez más, defender nuestros intereses? ¿Acaso...?

3 comentarios:

Javier Trinidad dijo...

Debe ser el miedo...o la Ignorancia!

No desesperes, tenéis buen equipo.

Un saludo

Sirte dijo...

Hasta ahora, ha sido el Madrid el que ha hecho el ridículo más espantoso en este caso. Espero, como dices, que los dirigentes del Atleti no lo superen...

Iván López-Baltasar dijo...

Al final harán el imbécil, pagandole a Calderon lo que pida por la enesima "joya de la cantera" blanca, que al final se diluira cual azucarillo, como siempre.