martes, 25 de septiembre de 2007

La noria

En años de Mundiales o Eurocopas de fútbol, el ya de por sí sobrecargado calendario liguero (copero y demás), se convierte en una enorme noria que gira y gira sin parar dejando, con suerte, dos días sin fútbol a lo largo de la semana.

Lo más gracioso de todo esto que los dirigentes, que son los primeros que se quejan del calendario cuando hay que justificar el mal rendimiento de sus equipos, son los primeros que no hacen nada por cambiarlo. De hecho, si lo cambian, es para añadir más partidos. ¿Porqué no se obliga a que las Ligas "grandes" en Europa tengan 18 equipos? ¿Porqué no se vuelve al formato tradicional de la Copa de Europa? ¿Poque no se crean, en Europa, divisiones a la hora de jugar las fases de clasificación para Mundiales o Eurocopas? Pues, en la mayoría de los casos, por dinero.

Y así nos encontramos con que, apenas acabada el pasado domingo la cuarta jornada de Liga, comienza hay la quinta con un Sevilla - Español, re-edición de la final de la Copa de la UEFA de hace unos meses. Y mañana, el grueso de la jornada con un Barcelona - Zaragoza (a priori, garantía de espectáculo) y un Athletic - Atlético de Madrid (un partido "grande" venido a menos), como encuentros más destacados. Y quedará para el jueves, el Real Madrid - Betis.

Y el sábado comenzará la sexta jornada, que concluirá el domingo. Y el martes y miércoles, Copa de Europa (o Champions, que se dice ahora). Y el jueves, la UEFA. Y el sábado y el domingo siguientes, otra jornada de Liga. Y ...

1 comentario:

fernando dijo...

Me encanta que haya tantos partidos, cuantos más mejor. En la NBA juegan 5 partidos a la semana y no se quejan. Son profesionales.
A jugar y currar como hacemos todos.