lunes, 10 de septiembre de 2007

Así no llegaremos nunca a nada

Una de las razones por las cuales creía yo en su momento que Luis Aragonés debía ser seleccionador nacional de fútbol es porque pensaba que una de las cosas que le faltaban a nuestro equipo nacional era ambición, era espíritu de campeón, era ese plus de competitividad que te lleva a ganar partidos aunque seas técnicamente inferior al rival. Y creía que el Sabio de Hortaleza podia darle ese espíritu. Pero se ve que me he equivocado. Porque, o bien no lo tiene, o bien no lo ha sabido transmitir.

Jugábamos el pasado sábado ante Islandia en el primer partido de lo que dimos en llamar "condición necesaria pero no suficiente" para estar en la Eurocopa. Tras la rigurosísima expulsión (por llamarla de alguna forma) de Xavi Alonso y el cambio de Albelda por Pernía, la selección fue un absoluto desastre defensivo, sobre todo, en el primer tiempo. Fruto de este desconcierto llegó el gol de los islandeses, un gol que no fuimos capaces de equilibrar hasta el minuto 84 (ota vez, Iniesta).

Pues bien, cuando la victoria en Islandia debería ser obligatoria para una selección como la española tanto por tradición y calidad como por apuros clasificatorios, en lugar de correr a por la pelota para ganar tiempo y sacar de centro cuanto antes, nos dedicamos a abrazarnos y a celebrar el gol. ¿Qué significa esto? ¿Que dábamos por bueno el empate ante Islandia? Mucho me temo que la respuesta es afirmativa. Y mucho me temo que eso siginifica que no tenemos mentalidad de ganadores. Y así nos va.

Lo único positivo de la noche del sábado fue que la sorprendente derrota de Irlanda en Letonia hizo que no fuera imprescindible nuestro triunfo. Pero esto, a mi, no me vale como excusa.

2 comentarios:

fernando dijo...

Sigo confinando en Luis Aragonés. No debemos caer en el error de los aficionados vikingos que atacan sin piedad a Luis. Hay que seguir apoyándole.

un abrazo.

Iván dijo...

Si a ellos les dejan pegar patadas de lo lindo y a España le expulsan a Xabi Alonso a los 20 minutos pues pasa que las diferencias entre uno y otro equipo se reducen muchisimo.

No llegaremos nunca a nada mientras tengamos ésta federación, que ni nos representa ni nos defiende con dignidad.