jueves, 24 de mayo de 2007

El Milan, en el séptimo cielo

Tal y como aventuraba yo ayer y dadas mis nulas condiciones como pitoniso, el Milan se impuso ayer en la final de la Copa de Europa al Liverpool, consiguiendo así su séptima Copa de Europa, la quinta desde el año 1.989.

Ya leyendo las alineaciones, daba la sensación de que iba a ser un partido muy físico, muy táctico y con mucho centrocampismo. Salía el Milán, más o menos con lo esperado, con un solo delantero (aunque fuese Inzaghi, decisivo a la postre, en lugar del habitual Gilardino) y dos medias puntas (Kaká y Seedorf). Pero sorprendió Benítez, metiendo a Pennant (el mejor en la primera parte) en la banda derecha y poniendo a Gerrard (muy desafortunado todo el partido) como pseudo – acompañante de Dirk Kuyt, único delantero red.

Salió el Liverpool mejor plantado en el campo y gozó, a lo largo del primer tiempo, de los mejores oportunidades del encuentro. Pero no consiguió superar a Dida. Y, en el minuto 44 una falta en la frontal botada por Pirlo rebota en el brazo (pegado al cuerpo, eso sí) de Inzaghi para introducirse en la meta de Reina. Jarro de agua fría para un Liverpool que no merecía irse perdiendo al descanso y la leyenda de la flor en el culo de los italianos que toma cuerpo una vez más.

Salieron los ingleses con la misma mentalidad en el segundo tiempo pero, entre su desgaste físico y el mayor control italiano con el marcador a favor, ya nunca volvió a dar la sensación de que pudiese marcar y bastó una genialidad del mago Kaká para dejar a Inzaghi sólo delante de Reina para que el italiano definiese como sólo lo hacen los grandes goleadores.

El gol de Kuyt en el minuto 88 sirvió para que algunos soñásemos con otra remontada como la de 2.005 pero, al margen del poco tiempo y el agotamiento físico, los cambios de Ancelotti y el árbitro pitando antes de finalizar el tiempo de prolongación, mataron el partido.

Y para finalizar me quedo con tres nombres:

Paolo Maldini, el capitán del Milán logra su quinta Copa de Europa igualando, entre otros, a Di Stefano y quedando a tan sólo una de Paco Gento.

Alessandro Costacurta: aunque con muchos menos nombre que ‘Il Capitano’, ‘Billy’ Costacurta se retira con cinco Copas de Europa en su palmarés.

Clarence Seedorf agranda su leyenda consiguiendo su cuarta Copa de Europa con tres equipos diferentes (Ajax, Real Madrid y Milan)


P.D.: Resulta gratificante ver como va pasando el tiempo y que, a pesar de las dificultades, este blog se va manteniendo aquí y cada día con más visitas. Viene esto a cuento de que esta es ya la segunda final de Copa de Europa de la que escribo. Por si alguien tiene curiosidad (y porque se que a una persona, en particular, le encantará leerlo) aquí os dejo el link de mi post de la final del año pasado.

2 comentarios:

JOSÉ I. FERNÁNDEZ dijo...

Hola amigo Silvi. ¿¿Lo de ayer no te produjo envidia?? Desde luego difícil será ver al Atleti en una de esas en un plazo de.... Ojalá lo viéramos. Leí en tu post del Atleti-Barça que te fuiste antes de que acabara el partido...Yo fui de los pocos tontos que aguantaron hasta el final en un ejercicio de masoquismo...
En fin, un saludo y pasate por mi blog atlético http://www.grandesinmemoria.blogspot.com/

Silvi dijo...

Yo después de ver el partido, me alegré por el Milán, aunque como tu apuntas el Liverpool llevó las riendas en la primera parte, lo que cuenta en este del fútbol es el gol... y la pelotita no entró.

Fue un gozo ver a Maldini levantar otra "orejona", y es que el señor Paolo es uno de los símbolos de profesionalidad, con 39 tacos es increíble que mantenga la forma física de un chaval.

A parte de la persona en cuestión, a mi también me gustó tú pd. buenos recuerdos!!!

Saludos desde la Ciudad Condal.