lunes, 12 de marzo de 2007

El drama de marcar en el primer minuto

Lo que para cualquier equipo es una bendición, para el Atlético se transforma en un drama. Marcar antes de cumplirse el primer minuto (gran gol el de Galletti, ayudado por el clamoroso fallo de la defensa deportivista) debería suponer una importante dosis de tranquilidad para cualquier equipo, máxime cuando, como es el caso del Atleti, le cuesta un mundo crear fútbol cuando se ve obligado a llevar la iniciativa.

Pero no: marcar el primer gol cuando todavía había mucha gente que no había tomado asiento, hizo que el equipo se echara hacia atrás ¿en busca de salir a la contra? Pues puede ser pero el caso es que no lo consiguió con claridad en ninguna fase del encuentro. El primer tiempo, entre que el Atleti se echó atrás y que el Deportivo o no podía o estaba groggy tras el gol o las dos cosas a la vez, resultó un auténtico tostón, sin apenas nada destacable.

En el segundo se animó algo, el Deportivo se fue hacia arriba y, aprovechando algunos huecos y alguna buena combinación, el Atlético creo un puñado de buenas oportunidades de gol, especialmente, un tiro de Antonio López y un centro-chut de Jurado (el mejor jugador del partido de largo), ambos al larguero.

Pero hete aquí que Aguirre decidió que ese 1-0 era un botín importantísimo y que había que salvaguardarlo a toda costa y sacó del terreno de juego a Jurado para dar entrada a Gabi, jugar con el maldito trivote (Luccin, Maniche y Gabi) y condenar a Mista (que poco antes había sustituido a un Agüero muy poco afortunado) a la banda izquierda, sitio donde pierde (casi) toda su efectividad.

A pesar de los tres mediocentros, sin Jurado perdimos la pelota definitivamente. La verdad es que a este chico es una pena que le falte algo de físico y mucha sangre porque condiciones las tiene (y muchas). Y ya si Aguirre (o quien sea) se “equivocase” algún día y lo pusiese en su sitio, es decir, detrás de los dos puntas, puede que en el Calderón viésemos todos los domingos cuatro o cinco pases de gol de esos que llevamos diez años sin ver.

Me queda como consuelo que Costinha estaba sancionado porque, de no estarlo, ese hubiese sido el cambio, no fuese a ser que con Gabi atacásemos demasiado.

El caso es que Mista, perdido en su banda, me tuvo que dejar mal y una buena combinación de todo el ¿ataque? rojiblanco la remató el murciano de forma espléndida para cerrar el partido ya que al Deportivo no le quedaban ni ganas ni fútbol.

En resumen, otro mal partido y tres puntos más. Tres puntos que nos sirven al menos, para seguir sin descolgarnos definitivamente de los de arriba, empeñados, jornada sí, jornada no, en que la Liga la gane otro.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Vista la plaga de lesiones que hay esta temporada y la escasa calidad del equipo en el medio campo, Aguirre está haciendo virguerías para que no caerse de los puestos europeos.
Por cierto estamos jugando sin bandas. El jugador más acertado de cara a puerta y alma del equipo, está lesionado. Hablo del gran Maxi Rodríguez. Dicen que rechazó ofertas de clubes que juegan la Champions. Además de ser el jugador más competitivo del Atlético, está comprometido. Grande Maxi.

Silvi dijo...

Bueno no estoy muy de acuerdo contigo en que fuera un mal partido del Atlético.

En lo del medio del campo si es verdad que no hay un jugador que cree decentemente. Esos son los fichajes pendientes para el año que viene, porque delante con la "dupla de niños" y Maxi Rodriguez recuperado estáis sobrados.

Aguirre ya sabemos que es amarrategui pero la verdad es que en el Atlético se está soltando el pelo sacando en muchos partidos a Torres, el Kun y Mista... creo que está haciendo una buena temporada que acabará en puestos de Champions. Ya veremos nen.

Saludos !!!