martes, 30 de mayo de 2006

Los desmanes de los Gil (y Cerezo) al frente del Atleti (VI)

Presentó ayer el Atlético de Madrid su nueva estructura deportiva, con dos novedades principales: García Pitrach, como director deportivo y Amorrortu como responsable de la cantera.

Amorrortu me parece, en principio, un fichaje acertado: ha trabajado durante siete años como responsable de la cantera del Athletic y me parece una persona capacitado para el puesto. Aunque, siendo malos, también podíamos pensar que es precisamente, en los últimos años, cuando menos jugadores de nivel han salido de Lezama.

El mérito de García Pitarch no lo veo por ninguna parte: de los jugadores que llevó al Valencia, únicamente Oliveira y, tal vez, Canobbio (el de la lámpara y el sofá), merezcan algo la pena. Del resto (Sissoko, Jorge López, Butelle...), casi ni tenemos noticias. Espero equivocarme pero mal negocio hemos hecho.

Pero lo peor de todo son las declaraciones de Miguel Ángel Gil diciendo que, con estos fichajes, se pretende "aislar el sentimiento atlético" y tener "más profesionalidad y menos sentimiento". ¿Es que no se puede ser un buen profesional siendo atlético? ¿A qué estamos jugando?

2 comentarios:

Pablo J. Rivera dijo...

Este director deportivo viene tras fichar a Agüero, Pernía y Ze Castro. Vamos que mucho caso no le van a hacer.

Iván López-Baltasar dijo...

Como digo en mi blog, se trata de cambiarlo todo para que todo siga igual. No niego que en el futbol tan profesionalizado de hoy en dia, más que "sentimiento" hay que buscar grandes profesionales. Al fin y al cabo Toni Muñoz cobraba en dinero, y no en "sentimientos". Pero esto me suena a otra maniobra de despiste, y si de paso suena la flauta...