martes, 9 de diciembre de 2008

Sea un partido o sea la guerra, hay que ganar

Marsella. Última estación para el Atleti de la fase de grupos de esta Champions 2.008/09. Pocos podíamos imaginar, cuando se celebró el sorteo, que el Atlético iba a estar clasificado con absoluta solvencia faltando incluso una jornada. Uno confiaba en pasar, cierto, pero no con este desahogo. Y pocos podían imaginar que el partido de esta noche vendría envuelto en tal cantidad de circunstancias extra-deportivas.

Circunstancias que han llevado, por primera vez en la historia de la Champions a un equipo (el Atlético, en este caso) a viajar el mismo día del partido. Hay gente que piensa que vamos "a la guerra", que está bien hecho así y que lo mejor es no tentar a la suerte y dar las menos oportunidades posibles a los descerebrados (que las hay en todas partes). Otros que piensan que lo mejor para el fútbol sería haber hecho todo tal y como se tenía previsto ya que ésto es "sólo" un partido de fútbol.

Lo cierto es que uno no tiene muy claro cómo debería haberse actuado en ese sentido. Pero lo que si que tiene claro es que el partido de hoy, sea sólo un juego o sea "la guerra", hay que salir a ganarlo. Por dos razones. La primera, para demostrar (si no lo está ya suficientemente) al Olympique de Marsella, a su presidente, a sus aficionados, a Platini y a Europa entera que las cosas se ganan sobre el campo. Y que, pese sanciones injustas y partidos a puerta cerrada, el Atlético, en este grupo, ha sido tremendamente superior a Olympique y PSV y se ha clasificado de forma tan justa como holgado. Y la segunda, para ser primeros de grupo. Por jugar la vuelta de octavos en el Calderón. Por tener más opciones de enfrentarnos en octavos a un rival más asequible (aunque, no olvidemos que Inter o Chelsea podrían ser segundos). Pero, sobre todo, por prestigio. Para volver a gritarle al mundo que somos el Atlético de Madrid. Y que hemos vuelto.

2 comentarios:

fernando dijo...

sí, sí, sí, tenemos, vamos a ganar. Hoy más que nunca debemos vencer para callar la boca a Platini, Diouf y los franchutes.

un abrazo.

fernando dijo...

sí, sí, sí, tenemos, vamos a ganar. Hoy más que nunca debemos vencer para callar la boca a Platini, Diouf y los franchutes.

un abrazo.