miércoles, 12 de noviembre de 2008

Un entrenador mediocre para un equipo mediocre

¿Queda alguien, a fecha de hoy, que pueda seguir manteniendo que Aguirre es el entrenador adecuado para el Atlético? ¿No es la suplencia de Forlán en Pamplona y jugar con un solo punta ante el peor colista de Europa una muesca más en su inacabable currículum de decisiones de entrenador cagón?

Muchos me dirán que el año pasado, cuando nos clasificó para la Champions, no se decían estas cosas de él. Pues yo sí que lo decía. Suponiendo que algún día hiciese méritos para venir al Atlético, en el Calderón no se ha ganado la renovación, ni el primer año, ni el segundo. Y también se que muchos me dirán que "ha ido cumpliendo los objetivos". Como ya he escrito alguna vez, poner al entrenador del Atlético de Madrid como objetivo clasificarse para Europa (sexto) el primer año y para la Champions (cuarto) el segundo es como si a un ingeniero le ponen como objetivo resolver ecuaciones de primer grado.

Aguirre no es entrenador para el Atlético de Madrid, al menos, para el Atlético que yo conocí y el Atletico del que me gustaría volver a disfrutar. Pero es cierto que es el entrenador ideal para la directiva que nos maldirige: es políticamente correcto, tiene buena relación con la prensa y, sobre todo, no se queja de los fichajes que (no) le traen. Bianchi, cuando llegó, pidió que le trajesen a Mascherano y a Riquelme y que siguieran muy de cerca (en agosto de 2.005) a Agüero. Ni Riquelme ni Mascherano vinieron y ya sabemos cómo acabó la aventura Bianchi. (Por cierto, ¿hemos terminado ya de pagarle?) Aguirre, este verano, pidió sólo a dos futbolistas: Márquez y Silva. Evidentemente, ninguno ha venido pero Aguirre sigue haciendo su trabajo exactamente igual. Igual de mal (para el ATLETICO DE MADRID), igual de bien (para un equipo mediocre).

Esto es en lo que nos ha convertido esta directiva, en un equipo mediocre. ¿O acaso Madrid o Barcelona celebrarían un cuarto puesto como un gran triunfo? Y como equipo mediocre, tenemos un entrenador mediocre. Coherencia pura, aunque me duela.

Y la afición, callada. Cuando no hace la ola, claro.

4 comentarios:

pablo dijo...

Creo que no fuimos muchos los atléticos que aprobamos la continuidad de Aguirre, más bien fue lo que vendió la prensa abducida por los ladrones de la directiva. Aguirre no ha encontrado un patrón de juego y, lo que es aún peor, tras tres años como entrenador, no ha conseguido un equipo medianamente preparado para competir. Es el equipo menos trabajado de toda la primera división. Ni achica, ni domina, ni contragolpea, ni busca los espacios. Una calamidad.

Un saludo.

David dijo...

Yo tendria paciencia con aguirre, más bien porque un cambio de entrenador a estas alturas arregla poca cosa. Si bien es cierto que he oido que juande ramos lo tiene hecho con el atleti.

Un saludo.

http://sentimientoperico.blogspot.com

Silvi dijo...

Bueno en el día de ayer parece que dejó atrás su actual manía de santar o al Kun o a Forlán y la cosa funcionó, no sé si es flor de un dia o de varios, pero esperemos que el Atlético siga sumando puntos que con la plantilla que tiene lo puede hacer (aunque le falta banquillo).

Saludos

Billie dijo...

Tranquilo amigo, ayer se ganó al Depor y ya está todo olvidado, pelillos a la mar y hasta el próximo traspié... así va el club.