martes, 17 de enero de 2006

A que juega el Atleti?

Vamos a ver: según todos los expertos, el año pasado, el problema del Atleti es que no tenía jugadores de banda (salvo Gronkjaer, fichado en el mercado de invierno y traspasado en verano de una forma, cuando menos, extraña). Este año fichamos un excelente extremo (Petrov) y un hombre (Maxi) que, pese a ser un segundo punta, había hecho una temporada excelente el pasado año en el Español partiendo de la posición de extremo derecha, marcando una considerable cifra de goles. Hasta aquí, todo perfecto.
¿Cuál es el único fallo? Fichar como entrenador "estrella" a un hombre que trabaja, habitualmente, con otros conceptos de fútbol. Si miramos sus años en Boca, jugaba con cuatro defensas, tres medios de los que podíamos llamar "bregadores" un media punta (Riquelme) sobre el que giraba todo el juego del equipo y dos delanteros.
Al margen de otras consideraciones sobre Bianchi sobre las cuales otro día me extenderé, creo que ese fue uno de los errores: no tenemos un criterio claro de los jugadores que queremos. Y doy más datos.
Durante este otoño e invierno, se ha hablado en la prensa de diferentes centrocampistas que podían venir a reforzar el equipo en este mercado de invierno. Básicamente se habló de tres: Mascherano, Maniche y Rosicky. Parto de la base de que los tres me parecen muy buenos jugadores pero, salvo Mascherano, francamente, no sé de que jugarían los otros dos en el Atleti.
Maniche ha acabado en el Chelsea y sabemos perfectamente de que va a jugar en Chelsea: para cubrir las bajas, sanciones o descansos de Essien en ese sistema de tres centrocampistas que plantea Morinho (uno tapón, Makelele y dos más creativos y/o con llegada al área, Essien y Lampard. Maniche encaja perfectamente en este último perfil).
Rosicky sigue, de momento, en el Borussia pero se rumoreó que el Arsenal estaba interesado en él y tengo claro que en el Arsenal, Rosicky se repartiría los minutos con Cesc y Gilberto Silva como medios centros del equipo (más con Cesc que con Silva), dejando a Ljünberg y a Pires más en las bandas.
¿Y en el Atleti, qué?

2 comentarios:

Javier Trinidad dijo...

Pues yo tampoco lo entiendo. Hay mimbres para hacer más cosas, pero por alguna extraña razón este equipo no carbura. Petrov, Luccin, Torres, Kezman, Perea...Son nombres importantes, pero en este equipo disminuyen como futbolistas.

Vicente S. dijo...

Javier, ese tema que planteas me da para varios spot (o casi para un blog) y algún día escribiré sobre él. Pero la pregunta fundamental es: ¿porque el 90 % de los jugadores que vienen al Calderón, sean mejores o peores, rinden menos aquí que en su club de origen? ¿O incluso que en el de destino como es el caso este año de Álvaro Novo?