martes, 2 de junio de 2009

Forlán y Keirrison, ¿uno que viene y otro que va?

Forlán ha hecho 32 goles esta temporada con el Atlético, ha sido Pichichi de la Liga española, ha sido, por segunda vez en su carrera, Bota de Oro (el primer atlético que consigue tal hito), ha sido el segundo máximo goleador atlético en una sola temporada (por detrás de Baltazar, que hizo 35) y ha superado el record de jornadas consecutivas de Liga marcando en el Atlético de Madrid (ocho). Pero por encima de todos esos números, a la altura de muy pocos, destacan en el uruguayo unos valores mucho más importantes: tiene más ambición y profesionalidad que el resto de la plantilla junta, el sólo “decidió” que tenía que meter al Atlético en Champions, con o sin ayuda de sus compañeros, se deja el alma en cada balón, ya sea para atacar (en el área rival) o para defender (incluso en el área propia, muy lejos de su hábitat natural), es el primero en animar a compañeros y aficionados cuando las cosas no van bien, es el que siempre cree por muy mal que vayan las cosas (recordemos los partidos ante Barcelona, Villareal o Español) y, por raro que parezca, él es quien baja al mediocampo y acaba siendo ese conductor de juego que tanto necesitamos …

Keirrison es un excelente delantero, tiene 20 años (por los 30 de Forlán) y está llamado a ser uno de los grandes en los próximos años.

Pero este “repentino” interés del Atlético por el brasileño, que parecía atado por el Barcelona, le huele muy mal a uno, sobre todo en las condiciones en las que parece que están tratando de hacerlo nuestros queridos dirigentes. Vendemos a Forlán, posiblemente, el mejor delantero centro del mundo a día de hoy y compramos el 50 % del pase de un delantero con una pinta excelente pero todavía sin contrastar en Europa.

Si Keirrison no se adapta o no es lo que parecía, mal negocio hemos hecho. Si, por el contrario, demuestra en Europa todo lo que apunta en Brasil, pedirán un dineral por el resto del pase: ¿qué pasará entonces?

Se mire como se mire, si se vende a Forlán para comprar al brasileño, es un negocio ruinoso. Lo suyo sería mantener al uruguayo y comprar, entonces sí, la opción por Keirrison.

Pero claro, por Forlán me dan 36 y por Keirrison no quiero pagar más de 10 o 12. ¿Y el interés deportivo? Eso da igual, que yo estoy aquí “para recuperar el dinero que he puesto”.

P.D. UN ÚLTIMO INTENTO: Después de mucho tiempo sin escribir, vuelvo a intentar seguir adelante con la maravillosa aventura que un día fue este blog. Mi carga de trabajo no ha disminuido, ni mucho menos, pero sin el blog que me falta algo. Sólo espero poder escribir con una relativa frecuencia y que siga habiendo alguien para leerlo.

2 comentarios:

edufh dijo...

Buenas!

Sin mirar el dinero, deportivamente hablando, que hara el Atleti con dos delanteros tan parecidos como Kun y Keirrison? no necesitaria mas, si se vender a Forlan (que ojala no) un delantero mas puro..

Saludos

IMPERIOSO dijo...

Bueno parece ser que el Kun tambén se quiere ir, él se ha ofreciodo al Barsa, se veía venir. De todos modos a mi me gusta mas Forlan que el Kun. El Kun a los 25 está metido en la farlopa como su suegro. Me alegro de que hayas vuelto a escribir, Vicente.