viernes, 4 de abril de 2008

Una parábola eterna y un salto colectivo

Pocas veces en la historia un balón tan cercano ha tardado "tanto" en llegar a su destino. Y pocas veces un gol de un equipo español ha hecho saltar de los sillones a tanta gente de tantos lugares diferentes de España: en un país tan fratricida, en lo que a sentimientos futbolísticos se refiere, es sorprendente lo que se vivió ayer con el gol del Getafe en el Allianz Arena de Munich.

Tuvimos esperar hasta el minuto 90 del partido de ida de los cuartos de la UEFA para que se plasmase el casi insultante dominio que había ejercido el Getafe sobre el Bayern de Munich durante todo segundo tiempo. Una jugada embarullada en el área alemana, una gran recuperación de Albín y el balón que llega a Contra que la para con el pecho, la deja caer al suelo y la pica por ecima de Oliver Kahn. Mientras dos defensas alemanes casi chocan sus cabezas por intentar desviar el balón, el balón parecía no querer llegar nunca a su destino. A toda España se le hizo eterno ese ¿instante? A toda España se le heló el corazón, igual que con el cabezazo de Manu al palo unos minutos antes. A toda España.

Pero el balón llegó a su destino. El balón se alojó en la red alemana. Y en Munich, donde tantos equipos españoles habían recibido tantas humillaciones a lo largo de la Historia, el Getafe escribió una pagína más de su historia particular. Increíble e inimaginable la página; breve pero maravillosa la historia.

Y España entera saltó de sus asientos para celebrar un gol que volvía a llenar de poderosas razones a Vicente Cantatore cuando dijo aquello de que "La verdadera historia del fútbol se escribe en los equipos pequeños".

Creo que, tras el empate a uno y el desarrollo del partido de ayer, Beckenbauer "ya sabe quien es el Getafe".

3 comentarios:

La quinta del Buitre dijo...

Qué gran frase ésa del técnico chileno Vicente Cantatore, amigo Vicente.

Pues no vi el partido amigo, pero el resultado es muy pero que muy bueno para el Geta.


Un abrazo, amigo.

Billie dijo...

Qué envidia el Geta... realmente el gol de Contra espectacular parecía que no llegaba el balón a las mallas. Saludos.

fernando dijo...

El Alavés llegó a una final de la Copa UEFa con Contra en sus filas hace unos años. El RAyo VAllecano jugó unos cuartos de final de la UEFa.

un abrazo.